+57 1 6103197

Implantes Gluteos

Una de las formas en las cuales se pueden conseguir unos glúteos tonificados, firmes y más voluminosos es mediante la implantación de prótesis de silicona, una alternativa a la lipoinyección (que consiste en la extracción de grasa de una zona del cuerpo para ser inyectada en los glúteos). Con las prótesis, en cambio, se modifica la imagen, consistencia y volumen de la zona glútea introduciendo los implantes por una incisión que el cirujano realiza en la zona interglútea hasta llegar al músculo glúteo mayor. Estos implantes suelen tener entre 260 y 400 centímetros cúbicos.

Para la operación de prótesis glúteas, el Dr. Wilcken aplica anestesia general, a fin de hacer el procedimiento más fácil y llevadero tanto para el paciente como para el médico, y es una operación que no suele demorar más de dos horas. Las primeras horas después de realizada la cirugía puede presentarse un dolor moderado, que es fácilmente controlado con analgésicos. En el transcurso de los 5 días de reposo posteriores, el paciente deberá evitar sentarse o dormir boca abajo. Podrá regresar a sus actividades deportivas o recreacionales en aproximadamente 1 o 2 meses. Las actividades laborales podrán ser reanudadas en un período de aproximadamente 10 días dependiendo de la evolución. El uso de una faja especial está indicado durante un tiempo de aproximadamente 3 meses, tras los cuales el paciente podrá disfrutar plenamente de su renovado físico.